Conseguir créditos rápidos es posible aun estando incluidos en listados de morosos

En la actualidad son múltiples las entidades que ofrecen créditos rápidos y microcréditos, a la vez que están auge los préstamos personales, ya sea para financiar algún capricho, hacer frente a dificultades de liquidez o cubrir cualquier otra necesidad económica que surja. El denominador común de todas ellas es que han adaptado sus condiciones a la economía de los usuarios, incluso si se trata de préstamos bancarios de carácter personal, y pueden gestionarse cómodamente desde casa, sin necesidad de desplazarse hasta ninguna oficina, obteniéndose por lo general en muy corto espacio de tiempo.

Sus beneficiarios disfrutan además de largos períodos para amortizarlos, tratándose muchas veces de importes económicos considerables. Sin embargo, pese a la simplicidad con la que aparentemente se tramitan estos créditos y préstamos, en ocasiones no son concedidos porque habitualmente las entidades bancarias y las financieras dedicadas a facilitar créditos urgentes, por prudencia y para autoprotegerse previniendo impagos o eludir a los malos pagadores, suelen consultar los listados de morosos, donde se puede llegar a aparecer incluso por no haber abonado una pequeña factura.

Los ficheros de morosos ofrecen información financiera o económica sobre particulares y empresas que no pagan o que lo hacen con grandes dificultades, tardando mucho en satisfacer sus deudas. El listado más utilizado por bancos y entidades especializadas en créditos rápidos es el de ASNEF, que es la lista de morosos más relevante en nuestro país, dándose la circunstancia de que muchas de las personas y compañías que aparecen en su fichero desconocen que forman parte del mismo, siendo muy difícil por otra parte hacer desaparecer esos datos.

Cualquier empresa  o ciudadano tiene derecho a saber si está en el Fichero ASNEF y, en su caso, modificar la información que allí conste y que le afecte, consultando, accediendo, modificando y cancelando de forma gratuita la misma. A tal fin la empresa responsable del fichero, a la que uno se puede dirigir gratuitamente, informa del procedimiento a seguir para borrar los datos, lo cual también puede hacerse fácilmente a través de internet o vía online, sin tener que moverse de casa.

Una buena noticia que desconoce sin embargo una inmensa mayoría de afectados que figuran en los listados de morosos y la ciudadanía en general, es que hay entidades que realizan préstamos online sin importarles que el usuario de sus servicios esté en el fichero de ASNEF u otros listados de similares características. Estas entidades financieras tampoco tienen en cuenta la nómina de los “oficialmente” morosos, aunque algunas sí ponen condiciones, como que la deuda registrada en ASNEF no supere los 1.000 o los 2.000 euros, o que la deuda no sea bancaria.

A otras entidades de créditos urgentes y microcréditos no les importa ASNEF en ningún caso y ofrecen incluso sus préstamos sin avales y sin que su cliente disponga de nómina, tal y como hemos indicado con anterioridad, circunstancia que parece responder a la enorme competencia existente entre tantas entidades financieras que se dedican a prestar dinero urgente y que han proliferado en el mercado, las cuales suelen recurrir también, para atraer usuarios, a ofrecer créditos sin intereses, es decir, gratuitos, con la condición de que su devolución se produzca en un corto espacio de tiempo, habitualmente entre 10 y 15 días.

También hay buscadores online especializados en proporcionar información y los correspondientes datos de contacto de las empresas dedicadas a conceder créditos rápidos, buscadores a través de los que se pueden comparar los servicios de unas y otras entidades financieras y llegar así a descubrir cuáles son los mejores préstamos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*