¿Existe la belleza utilizada para el mal, III?

Existen temas que son enormemente complejos, al menos para el que redacta estas frases, y uno de ellos es éste, pero si uno realiza un oficio, y el de escribir artículos, es una variedad de observar-pensar-escribir, tiene que abordar multitud de temas, que es consciente que no es especialista, ni experto, y que nunca lo será. Además que son temas, como casí todos los humanísticos y filosóficos que están en desarrollo, en fieri, haciéndose.

O dicho de otro modo, que los expertos, llevan durante siglos, intentando aquilatar y conceptualizar en mayor grado de verdad. Y éste es uno de ellos. Pero estimo, modestamente, que quizás al público en general, hay que presentarle, el inmenso universo natural, para que sea consciente de todo lo que existe en la Naturaleza, y también hay que presentarle el enorme mar de la naturaleza humana y de la moralidad.

– ¿No podemos olvidar-obviar, que a veces, algunas representaciones artísticas-estéticas del mal-maldad, del sufrimiento-angustia, se presentan o representan, con una serie de artes combinadas, o con algún arte concreto, si es combinado, por ejemplo, el cine que es un arte hibrido, sus efectos son más potentes, y el individuo sufre una especie de atracción-negación, de repugnancia-delectación, de acercamiento-alejamiento, por lo cual, el individuo, los colectivos y los grupos, deberían ser conscientes de ello?

¿Incluso en una sociedad occidental, incluso laica, el poder civil administrativo y las entidades privadas culturales, deberían plantearse, que existiese una ética deontológica estética y artística, y al menos, existir un comité que diese una significación o cualificación, si una obra es más moral o es menos moral, si es más apta para un público o es menos…? ¿El deber de orientar a los seres humanos, ya que no todos pueden saber de todo, podría ser un elemento esencial, teniendo en cuenta la enorme importancia e influencia de los medios audiovisuales, incluido la televisión, cine, Internet, expresando contenidos bajo todas las formas y resortes y artes y medios…?

– ¿No podemos negar que existe el sufrimiento-angustia-pena-desesperación-pecado-mal en los seres humanos, a nivel individual y colectivo, y no podemos esconderlo, debemos indicarlo y expresarlo, para que de se modo, podamos combatirlo, conceptual y en la práctica, pero no podemos regodearnos en dicho mal, no podemos enseñar el mal para que se aprenda el mal…?

¿No podemos negar que existe el suicidio, no podemos dejar de estudiarlo y analizarlo, conceptualizarlo y buscar remedios, teóricos y prácticos, pero no debemos regodearnos exponiendo en una obra artística y estética, con belleza una especie de defensa del suicidio…?

¿Y como en eso, en cientos de temas de moralidad, en los que está en juego, la concepción teórica y práctica de lo bueno moral y de lo malo moral…? ¿Igual que a nadie se le ocurriría defender que beber aguas fecales es bueno para la sociedad y para el individuo…?

– ¿Se dice, en psiquiatría, puede que la cifra no sea cierta, que el uno por ciento de la población tiende a la psicopatía o son psicópatas o sociópatas en potencia o en realidad, que una parte de ellos, nunca cometen graves crímenes, pero son de alguna manera psicópatas incardinados en la sociedad…? ¿Por lo cual si esta cifra, sea mayor o menor es cierta, tenemos que ser conscientes, que existen muchas personas, sean debidas a unas razones u a otras, que todavía el saber biomédico no ha descubierto del todo, hacia el mal y la maldad, en diversos campos o materias, frente a unas personas o frente a otras…?

¿Por consecuencia, hay que ser consciente de esta realidad, por lo cual, la sociedad y todas sus entidades, públicas y privadas, tienen que ser conscientes, que no hay que incentivar el mal o los males o la maldad o defenderla, sin entrar en el problema de la legalidad y la tolerancia, que es muy complejo, sino que en la medida de lo posible, hay que llamar al mal que es mal y al bien que es bien, sin negar por eso, que quizás la sociedad, en muchas materias tiene que ser tolerante? ¿Podemos admitir que el alcohol en forma de vino, en muy poca cantidad, es bueno o correcto, pero no podemos negar que el alcohol en una cantidad apreciable es negativo, a y en todos los niveles, por lo cual, la sociedad, debe tener claro que es malo y lo que es bueno, aunque después la ley social y sociedad, permita o sea tolerante con la venta de alcohol…?

– ¿Hemos hablado en estos modestos artículos sobre este tema, sobre el mal y la maldad, diríamos a nivel individual o colectivo-grupal, pero que sucede cuándo dicha mal o maldad es preconizada por una ideología-filosofía, que abarca multitud de temas, y que se puede materializar y cristalizar, en cientos de contenidos?
¿Y qué sucede cuándo esa ideología toma el poder sociopolítico máximo, y después se va materializando por toda la escala del poder y de la sociedad, y esa ideología sociopolítica máxima no es democrática, o dicho de otro modo, el cambio o recambio del poder máximo e intermedio, a y en todas las escalas se hace enormemente difícil?

¿O acaso creen ustedes que esto no puede suceder, y que esto nunca ha sucedido…?


Por Jesús Millán Muñoz – http://youtube.com/jmm caminero   © jmm caminero (01-17 febrero 2019 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*